sábado, 20 de junio de 2015

Fresco como una lechuga

Obligatorio en cualquier hogar. Hay discos atemporales, especiales y buenísimos, pese a que en su momento salieron con una aureola de revolución y malditismo. Recuerdo perfectamente el shock de Sex Pistols, la tendencia pro-punk de muchos de mis amigos encontrada con la tendencia pro-Kiss nuestra, era 1979 y todo se vivía con mucha intensidad. Pero desde que escuche este "Never mind the bollocks" de los Pistols tengo que decir que, para mis adentros, no podía más que interiorizar un "qué discazo". Un producto hecho con una inteligencia maravillosa y con una colección de canciones sencillas pero prodigiosas, y eso es muy difícil de conseguir. Miles de bandas han sonado o intentado sonar después con la frescura de este "never mind the bollocks" sin conseguirlo..... hoy lo escucho de nuevo y suena como si lo hubieran grabado ayer, tiene una permanencia y una contemporaneidad que asustan.... God save The Queen..... fresco como una lechuga, o mejor como un helado de plátano y fresa.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...