jueves, 14 de enero de 2016

PROPAGANDA

Este tema es delicado y prefiero afrontarlo desde un punto de vista algo más técnico.

¿Qué es la propaganda?... según tengo entendido es la difusión o divulgación de información, ideas u opiniones de carácter político, religioso, comercial, con la intención de que alguien actúe de una determinada manera, piense según unas ideas o adquiera una determinada actitud o un determinado producto.

La propaganda tiene una importante base argumental en los símbolos transmitidos a través de los hechos de los protagonistas. Los regímenes, las religiones, son usuarios de la propaganda con actos simbólicos, acertados o no, con los que quieren influir en el comportamiento humano.

Debemos saber detectar lo que es la propaganda, porque estos días estamos asistiendo a un aluvión de gestos propagandísticos (muchos de ellos dogmáticos y tristes), exagerados, desmedidos y poco acertados en mi opinión.

La propaganda es bastante habitual en regímenes totalitarios y en sociedades poco avanzadas, más dadas al arrebato compulsivo, a la reacción visceral, a la tabla rasa, que a sociedades más avanzadas y maduras, reflexivas, que saben determinar cuando lo que ven es un símbolo interesado o una realidad bien construida. Lo que están utilizando hoy algunos imberbes personajes de la arena política española, de aquí y de allá, son acciones de propaganda dirigidas al perfil más bajo, al que funciona con el estómago y no con la masa gris... algunas de ellas cercanas a la ilegalidad y, directamente, ancladas en la no ética, como es la utilización de menores en un espacio público. ¿Es bueno para ese menor esa acción? No, no lo es. Y el que un "líder" político utilice a un menor, indefenso e ignorante de lo que le acontece, como un ejercicio de imagen propia, dirigido a un segmento de la población poco reflexivo me resulta poco menos que deleznable y me hace pensar largo y tendido.

Existe una Ley extricta de Protección de Imagen del Menor:
STS núm. 774/2006, de 13 de julio [RJ\2006\4969].

La imagen del menor tiene una consideración legal especialmente protectora. 
La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de protección jurídica del menor [RCL 1996\145], recuerda en su artículo 4 "los menores tienen derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Este derecho comprende también la inviolabilidad del domicilio familiar y de la correspondencia, así como del secreto de las comunicaciones. La difusión de información o la utilización de imágenes o nombre de los menores en los medios de comunicación que puedan implicar una intromisión ilegítima en su intimidad, honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses, determinará la intervención del Ministerio Fiscal, que instará de inmediato las medidas cautelares y de protección previstas en la Ley y solicitará las indemnizaciones que correspondan por los perjuicios causados. Se considera intromisión ilegítima en el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen del menor, cualquier utilización de su imagen o su nombre en los medios de comunicación que pueda implicar menoscabo de su honra o reputación, o que sea contraria a sus intereses incluso si consta el consentimiento del menor o de sus representantes legales". 

Sin entrar en consideraciones éticas, creo que ya entramos en territorios directamente legales y, si es con un fin político en beneficio de uno, lamentables.

Tenemos que ser conscientes de lo que es propaganda y de lo que son realidades.... dejo como resumen final una parte de un texto de cabecera (del que desconozco el autor) que tengo siempre cerca para no perder la referencia:

"En el mundo del saber, de la demagogia o de la imagen, no hay máquinas de la verdad. De ahí que los impostores prefieran una fotografía a un debate, la luz de los focos a las sombras del candelabro, el silencio autosuficiente de los poetas del vacío, al compromiso y el riesgo de los que actúan sabiendo que el corazón también puede equivocarse".

Señores, dejénse de propaganda digna de 1920, focos, fotos y poses, arremánguense y pónganse a trabajar, que estos ejercicios nos pillan con el culo ciertamente pelado.


3 comentarios:

Jesús Learte dijo...

Da p.c. y perdón por la grosera afirmación. Es un gesto, en mi opinión, no sólo gratuito sino marcadamente inadecuado. Por muchas razones. La primera y fundamental, el niño. ¿Qué pinta allí un niño, si no es de visita? No es que lo haya llevado un momento para que lo conozcan, lo ha llevado para quedarse. ¿Por qué lo ha llevado? No sabemos si el padre de la criatura o un familiar o amigo podría haberse quedado con el niño, para evitar llevarlo a un ambiente que le es ajeno. Supongamos que así es, y no podía dejarlo con nadie. Sorprende, más aún siendo la progenitora perceptora de un salario. Yo trabajo, mi mujer trabaja, y somos padres. Mi hija, cuando era pequeña, estuvo en manos ajenas en quien tuvimos que confiar, con la correspondiente dosis de angustia. ¿No puedo hacerlo ella? Supongamos, una vez más, que así es. Fue incapaz o no encontró a nadie a quien poder pagar y de quien fiarse.¿Había algún servicio en el Congreso que permitiera que el niño estuviera tranquilo, en un ambiente favorable y relajado? Coño, sí. El Congreso tiene guardería, precisamente a partir de una reclamación de un grupo de los de la casta, el del PSOE. ¿Lo utilizó, la diputada? Niet. Pregunta entonces: ¿qué cojones hacía ahí el niño? Como bien dices, era un instrumento. Es decir, la madre, con el aplauso de los compañeros, instrumentaliza a su hijo, menor, para vender un discurso. Me parece sencillamente asqueroso. Y un insulto para los miles de madres (y padres) que tienen que hacer malabares y crían a sus hijos - como nosotros - con una importante dosis de culpa por abandonarlos constantemente. ¿Sirve el número montado para facilitar la situación a quienes están en esa tesitura ahora? Pues no. No deja de ser un gesto, o como se dice ahora, una postura. Impostada. Dejad a los niños en paz. Bueno, y a mí, de paso.

Jesús Learte dijo...

Maravillosa frase final, por cierto.

Antonio Saz dijo...

PROPAGANDA.... sin más,,,,, pero pensada con el culo, el tiro le ha salido por la culata... bueno, la señora quería notoriedad... ahora parece que empiezan a salir informaciones sobre los Laboratorios Farmacéuticos Bescansa, de su familia, o la empresa Televés.... cierto patrimonio en Santiago, en fin..... que ajustada no va.... es lo que pasa por hacer propaganda, tienes que ajustar muy bien los resortes o, en esta sociedad hiperinformada, o hiperdesinformada, entras en el ojo del huracán....

Sea como sea, la gestión del menor ha sido un desastre, me da mucha tristeza esta mujer, y mucho más aún el chaval.

Abrazos Jesús.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...