miércoles, 8 de febrero de 2017

"Papá, quiero ser artista". "Quita niño, tú futbolista""

Tiempos duros para la cultura en este país, duros de veras. Ya hemos hablado muchas veces de lo que ocurre con un lugar donde se maltrata al artista, que es, al fin y al cabo, una de las personas que nutre nuestra alma. 

Pero como ya he dicho algunas veces, la gente de la cultura también comemos. Me incluyo en el colectivo aunque, gracias a más de 30 años de picar, me gano la vida con solvencia, pero otros muchos, la gran mayoría, no. Diseñadores, actores, fotógrafos, pintores, escultores, músicos, escritores, ... muchos de ellos no tienen para un plato de lentejas.

Voy a poner tres ejemplos, creo que bastante claros, que espero transmitan mejor que mis elucubraciones lo que ocurre en un espacio común en el que un tipo que corre detrás de un balón gana casi tanto como todo el cine español.

Ejemplo 1:

En la gala de los Goya, la gente del cine defendió su "aportación al PIB español". Craso error, han entrado en el juego del Ministerio de Economía. Un negocio que recauda al año 60 millones de euros le da la risa al ministro de turno.... eso lo gana el más pequeño de los bancos en un año. Sólo calculen ustedes que el Real Madrid factura al año casi 620 millones de euros, piensen en el dato. No entren en ese juego de cifras, señores actores, saldrán mal parados.... ustedes son los euros del espíritu en una sociedad donde el Dios dinero lo es todo.... mientras no transmitan la importancia para la felicidad de las personas que tiene su trabajo, poco tenemos que hacer.

Ejemplo 2:

El otro día hablaba con un talentoso querido amigo que participaba en una exposición colectiva en una importante ciudad. La exposición es en España (no cito la ciudad por respeto a mi amigo). El lugar un espacio emblemático del centro urbano, el contenido un conjunto coral de artistas de peso de esa comunidad. El Ayuntamiento destina fondos para seguridad, transporte, logística, limpieza, catering, inauguración, protocolo, comunicación, publicidad, montaje, personal, luz, agua, mantenimiento.... para cada uno de los artistas que exponen la aportación económica es...... CERO.

Ejemplo 3:

Otro amigo talentoso me envía esta carta que remite el progresista y modernísimo Ayuntamiento de nuestra ciudad. Aquel al que se le llena la boca con los desprotegidos, el mismo que se vuelca en campañas de rumorología, el que protege a las mujeres maltratadas, el que habla de educación, de fines sociales.... pues les manda una carta a fotógrafos (y fotógrafas, por supuesto) del terruño, gente que, por lo que yo se, tienen hipotecas y cosas de esas, diciéndoles que oiga, a ver si a ustedes les interesa hacer unas fotografías para nosotros A COSTE CERO, y les ponemos el nombrecico en la foto y esas cosas. Poco más que añadir. Usted, coleguita, me hace las fotos por la jeta todo el año para mi centro, y yo, que cobro mis perras a fin de mes, quedo de maravilla con mi jefe porque gasto poco y usted, que tiene local, cámaras, coche, estudio, familia.... pues a usted le pongo el logotipico (junto al mío) en la foto y lo promociono a usted una barbaridad..... qué chollo!. Me recuerda aquella escena de una peli de Pedro Lazaga en la que Mariano Ozores le vendía la llave de oro de un castillo que nunca existió a un guiri de vacaciones.

Vamos a convertirnos en la China del Mediterráneo. Aquel lugar inculto y feo donde solo importa el Dios dinero. Seremos gentes sin valores ni cultura, con el alma vacía llena de televisión y fútbol.... porque no quedará nadie que haga nada para ensancharnos la mente. 

Soy muy pesimista al respecto.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...