jueves, 7 de julio de 2016

Pobres superhéroes.... pobre Capitán América

Tiempos confusos, tiempos críticos.... los otrora sencillos superhéroes de leotardos de colores (todo sea por ahorrar alguna tinta de impresión) pasan por momentos de confusión.... bueno, los que andan confundidos o, simplemente, inmersos en páginas excel para sacar mayores ingresos, son los propietarios de las marcas, entre ellas la monopolista Disney.

Don Dinero manda, y no pasa nada. Ya sabíamos que con la caída en las garras del imperio Disney de partes de la cultura pop como The Muppets, Marvel, Star Wars, o el mismo Tim Burton (que aún imberbe salió de las filas de la multinacional en busca de nuevos procesos creativos) nada bueno nos podía entregar.

Aplanamiento de los conceptos para poder llegar al máximo de público... homogeneización de los artistas, para no tener que pagar grandes sueldos ni que las personalidades de los mismos anden por encima del personaje (añorados Kirby, Ditko, Buscema, Byrne, Adams...), giros impensables de guión, cambios de sexo, entrada al universo gay (el último el ligón Bobby Drake, tela), ennegrecimiento de los conceptos....

Pero convertir al Capitán América, adalid de los valores de libertad.... campeón de la lucha contra el mal, personaje sin superpoderes (sólo una gran fuerza), líder de la lucha contra los nazis, héroe de la Segunda Guerra Mundial, abanderado de la humildad y de la vida sencilla, sin lujos.... hacerlo simpatizante nazi y vincularlo a Hydra, es de traca y de falta de ideas.

Que hagan lo que quieran, me la sopla, que no esperen ni un euro del monedero de este señor mayor que ya soy.... no me interesan ni los cambios de sexo (caray, que hagan nuevos personajes), ni los cambios de tendencia política, ni las maldades de Supermán.... prefiero una sencilla pelea del Capitán América con su buen amigo (de color, ya en los 70) el Halcón, en las calles de New York, con aquellos claroscuros de Gene Colan que no necesitaban de costosas postproducciones de color en ordenador, porque en aquel sobrio blanco y negro ya eran maravillosas.

No me interesa este universo actual de los superhéroes que convierte al bueno de Steve Rogers, un gran tipo, en un nazi. Fuck Off.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...