martes, 29 de diciembre de 2015

LEMMY

Bueno, Lemmy pasó a mejor vida, el hombre no resistió más. En los primeros 80 recuerdo perfectamente el estallido de Motorhead y su Ace of Spades, y aquel buen live que me resultó un sonido distinto aunque sucio, tosco y muy repetitivo. Siempre he dicho que Motorhead han sido Los Ramones del heavy metal y Lemmy su símbolo, más una forma de vivir o un icono que un serio aporte musical, pero fiel a sus principios (que no es poco). Es interesante y curiosa su etapa en Hawkind, una banda especial.

Nació en Navidad y muere un día de los inocentes, je, ni un guión de cine.

Nos hemos cansado de ver aburridos conciertos de Motorhead, cansinos y repetitivos, pero en todos ellos ha habido siempre una audiencia fiel, entregada y respetuosa, algo que nunca he sabido entender o para lo que no he estado preparado, pese a algunos temazos míticos, un ramillete, que son himnos para mucha gente y ese "Ace of spades" que tantas veces vamos a escuchar a partir de ahora como homenaje. 

Lemmy se ha convertido, y ahora con su muerte todavía más, en un símbolo del metal, un tipo que vivió siempre como él entendió que debía vivir un rockero, que no un rock-star.... sus vicios ("Ha dejado usted de tener sangre humana, y tampoco puede ser donante. Ni se le ocurra. Su sangre es tan tóxica que mataría a una persona normal" le dijo un médico), sus giras, su universo, sus máquinas tragaperras, sus iconos y, al final, sus achaques. Con el ritmo de vida que llevaba duró 70, que es mucho para la intensidad acometida. Lemmy Killmister, como unos pocos, es ya un icono, como lo son los desaparecidos Ramones, y veremos a partir de ahora camisetas de Motorhead llevadas por personas chocantes (pasarelas de moda y cantantes de pop), como les pasó a los norteamericanos, je, sin recordar que, al fin y al cabo, Motorhead siempre ha sido una banda muy cercana al underground, a los barrios bajos, a los clubs más infernales, a una forma de vida auténtica ligada al espíritu del rock. Algunos veteranos de este negocio se han convertido en empresarios de piscina, lifting y misa los domingos, Lemmy no, siguió en lo suyo, conciertos, whisky, heavy metal y rock´n roll, descanse en paz.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

joder que pena, aún con todo 70 tacos no está mal, lo llevo tatuado en los riñones. un saludo.

Blanca Bk dijo...

Allí estará, al lado de DIO. ;)

Antonio Saz dijo...

Yo creo que estará al lado de Hendrix, al que acompañó en su gira europea creo recordar... está más cerca de los Hendrix, Joplin o incluso Elvis que del bueno de DIO, que era un tipo de otro estilo, mucho más caballero y educado....

Lemmy fue un outsider que vivió de manera extrema todo y que fue fiel a sí mismo... nunca entendieron ccomo estaba vivo, de hecho el cáncer que lo ha matado se le mostró el 26 de diciembre y murió el 28, fulminado en dos días...

Hay buenos documentales sobre él, alguno de mucho realismo u autenticidad, sonde muestra sus gustos, siempre extremos, no se andaba con tapujos.

Abrazos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...