miércoles, 14 de septiembre de 2016

"Herramientas pedagógicas"

Leo con estupor como el Gobierno de Aragón renueva un convenio con la Generalitat para colaborar en educación y promover el Catalán en nuestro territorio. Que se destinen recursos de todos nosotros para promover, de manera artificial, una lengua entre nuestros pequeños no merece ni comentario. Y si quieren hacer un convenio de intercambio de chavales, porque no con UK? Alemania? Francia?... a todos nos interesa más que nuestros hijos aprendan un idioma importante como el inglés, el alemán o el mismo francés.

En estos tiempos de nacionalismo rancio, de muchas banderas, pensar con las tripas y no con las ideas y la cabeza, conviene recordar los tres ejes que tiene un nacionalismo para hacerse fuerte y "coger entidad".... son la moneda, el ejército y la lengua. Son tiempos complejos de relaciones intercontinentales y estas cosas no llegarán más allá en cuanto a los políticos de poltrona les interese otro tema o se descubran sus inoperantes actuaciones, pero conviene ser consciente que los nacionalismos como el de que hablamos ni disponen de ejército ni de moneda, sólo les queda una lengua que imponen de manera artificial.... que el Gobierno de nuestra Comunidad destine un solo euro a que un nacionalismo de estas características se difunda en nuestra tierra, fronteriza, suena, como poco, estúpido.

Observemos la jugada y seamos conscientes, cuando menos, a dónde van a parar los recursos que generamos entre todos.... luego no hay dinero para una filmoteca en condiciones, ni para Averly, ni para rehabilitar la Imprenta Blasco, poner en condiciones la estación de Canfranc, comunicar en condiciones Teruel y Huesca por tren, ser solidarios con los que peor lo tienen, financiar ciertas medicaciones, poner más médicos en los hospitales o dar vida al Palacio Fuenclara, pero sí hay dinero para que los niños del Pirineo aprenda una lengua muerta (que tampoco tiene mucho sentido) o que nuestros vecinos impregnen con mancha de aceite linguística toda la franja. También hay decenas de millones de euros para repartir entre Diputaciones y Comarcas (buen business) pero no hay para salvar la casa de Pradilla. No hay un duro para cultura pero sí para esta "cultura", la que lleva la pátina de la política y la bandera.

Al final viviré en Saragossa, y si no al tiempo.

2 comentarios:

Jesús Learte dijo...

Completamente de acuerdo con casi todo, menos en un punto. No es una lengua muerta, al menos no en la zona del Pirineo en la que me muevo (mi suegro es de un pueblo en la raya entre Huesca y Lérida, en la alta Ribagorza). Es más, aunque sea un pensamiento contracorriente, creo que no es malo sino todo lo contrario que los chicos puedan estudiar catalán. De ese modo, tal vez puedan estudiar y trabajar a unos km., donde el catalán sea oficial, y volver a dormir a sus casas. Así que a veces, estudiar catalán puede ser una herramienta para anclar al territorio a chavales, en vez de coger el coche, irse a Barbastro, Huesca o Zaragoza y no volver a su pueblo más que en vacaciones. Por supuesto, eso es una opinión, además completamente coincidente en que las finalidades perseguidas serán, más que probablemente, de bandera y no lingüísticas ni sociales. Y no puedo estar más conforme en que no se destina dinero donde se debe, empezando por la vergüenza humillante de que no se hace nada por los que más necesitan. Antes se decía que la historia nos juzgará, a este paso no quedará nadie para juzgarnos.

Antonio Saz dijo...

Eso que dices es un motivo valioso Jesús.... pero tristemente no es el motivo... un abrazo y gracias por tu siempre importante opinión

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...