miércoles, 18 de enero de 2017

VESUBIO (Napoli)

El Vesubio. Tantos relatos, tantas películas, qué lugar tan evocador. Omnipresente desde la ciudad, desde el mar, desde cualquier sitio. Una montaña que tenía 3.000 metros estalló, sepultó a las gentes y las poblaciones cercanas, cambió el territorio y pasó a convertirse en una mole de "sólo" 1.300 metros.

Desde Nápoles es sencillo cogerse un trenecito y llegar a la población de Ercolano. Allí, unos impresentables tipos de una deleznable empresa (su fama es internacional) llamada Vesuvio Express, se mofan y befan de los tiempos, turnos y paciencia de los pobres viajeros que allí llegamos. Te cobran (no admiten tarjeta) y luego.... ya llegará el bus. Ni siquiera una atención miserable de una panda de despreciables tipos que nos hizo perder más de dos horas de nuestro tiempo empañó el bellísimo paseo hasta el amenazante cráter del volcán. Una vista de la bahía fascinante.... tímidas fumarolas salen desde la roca como diciendo "no me molesten por favor". 








Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...